http://www.komidadetarro.com

domingo, 18 de abril de 2010

NUESTROS PEQUEÑOS MONSTRUOS


De tan ricos que son, en ocasiones te los comerias.
Hasta la niña más docil y tierna, puede convertirse en un autentico monstruo cuando le entra algo en la cabeza.

2 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Y venga disco rayado.
Hasta que el paoá o la mamá, va y se lo compra.

Una abraçada de la teva mare, Montserrat

su chico dijo...

Linda la nieta de tu madre
Yo me quedé con ganas de 'mi chiquita' por dos veces. Quiero decir, tengo dos hombretones en casa, que bien hubiera hecho de habérmelos comido (Sí; digamos que es la clásica broma...)
Nada, un saludo (ya amenacé con volverte a visitar; y pretendo ser hombre de Palabra)